Purificación del AWA

Existen varios métodos de purificación del awa para que ésta se considere potable y adecuada para ingerirse. 

 

Antes de describir cada uno de los métodos aplicados para purificar el agua, comencemos con explicar en qué consiste la purificación. 

 

La purificación es una serie de pasos a seguir y a la cual el agua se somete con el objetivo de eliminar todos esos microorganismos, residuos, parásitos, hongos,  (que pueden provocar enfermedades) y así obtener mayor pureza y calidad consumible. 

 

Pese a que existe una gran variedad de técnicas para potabilizar el agua, estos son los sistemas de purificación más utilizados en México. 

  • Desinfección con cloro 

El cloro es la sustancia mayormente utilizada para reducir o eliminar los microorganismos (bacterias y virus) que puedan estar en el agua. Pese a ser una opción accesible y eficaz, la cloración sí desinfecta el agua, mas no la purifica por completo. 

  • Filtración con medios granulares

Este proceso consiste en la purificación que elimina los sólidos que se encuentran suspendidos en el agua. Otro nombre que se le da a los filtros que utilizan los medios granulares es de lecho profundo.  Dependiendo del tipo de medio se pueden llegar a retener partículas con diámetros mayores a 1 micras, aunque por lo general solo retienen las mayores a 5 o 10 micras, que pueden estar presentes en el agua, la tierra, arena y otras. 

Los medios granulares más comunes son: arena sílica, zeolita, antracita, granate (garnet) o la combinación de ellos que se denomina como lecho multimedia. 

  • Carbón activado 

El carbón activado granular (CAG) es un altamente eficaz como adsorbente de compuestos orgánicos tóxicos o que pueden colorar, dar sabor u olor al agua. 

Debido a su naturaleza, el CAG es un medio propicio para el desarrollo bacteriano. En primer lugar, atrapa las moléculas orgánicas (muchas de ellas pueden llegar a ser biodegradables o constituyen el alimento de estos organismos). 

  • Suavización 

Solo es recomendable suavizar el agua cuando el agua será osmotizada o cuando su dureza es mayor a 170 mg/L. Esta técnica también se recomienda cuando el agua no se va a osmotizar y el agua posee tal valor que causa un sabor desagradable. 

  • Ósmosis Inversa 

La ósmosis inversa solo es aplicable cuando lo que se quiere hacer es disminuir la concentración de sales que contenga el agua.  

  • Ozono

Cuando se llega a este punto, el agua ya ha sido previamente purificada y es apta para ingerirse, sin embargo, aún es necesario utilizar métodos de desinfección para proteger el agua de bacterias contaminantes que puede haber en fuentes externas posteriores a la OI. 

  • Esterilizador de luz ultravioleta 

Como última etapa en el proceso de esterilización (previo al embotellado del agua) se utiliza la lámpara de luz ultravioleta (uv) por donde el agua pasa a través de una cámara que integra una fuente de luz uv (de la misma longitud que la onda) para así impedir la reproducción y proliferación de bacterias o virus (en caso de estar presente). 

 

Fuente: Carbotecnia

 

Cabe destacar que en México los límites establecidos para el tratamiento de purificación y calidad del agua están regidos por las normas: 

 

Norma Oficial Mexicana NOM-127-SSA1-1994, “Salud ambiental, agua para uso y consumo humano – Límites permisibles de calidad y tratamientos que debe someterse al agua para su potabilización. 

 

Norma Oficial Mexicana NOM-201-SSA1-2015, “Productos y servicios. Agua y hielo para el consumo humano, envasados y a granel. Especificaciones sanitarias”. 

Fuentes: 

(15/05/2021). Proceso típico de purificación de agua. Carbotecnia. Recuperado el 02 de agosto del 2021. Link: https://www.carbotecnia.info/aprendizaje/tratamiento-de-agua/proceso-de-purificacion-de-agua/ 

 

simsaadminwpPurificación del AWA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *