Té de anís y sus beneficios.

 

El anís puede ser uno de tus aliados para reducir el dolor de garganta, especialmente si se debe a que padeces un resfriado común. Desde el principio de los tiempos se ha utilizado el anís como planta medicinal considerando la larga lista de beneficios para la salud que acumula. La ingesta de anís puede reducir la tos o eliminar la mucosidad del pecho. También es antiinflamatorio, antiespasmódico y sedante.

Igual de conocidas son las propiedades del anís para mejorar los trastornos digestivos como la acidez estomacal, la gastritis, los gases o el mal aliento. Para sacar provecho de todos los beneficios del anís, te enseñamos paso a paso cómo preparar un té de anís para reducir el dolor de garganta.

Té de anís, paso a paso:

1. Hierve tanta agua como tazas quieras preparar. Para que calcules aproximadamente las medidas de los ingredientes, te enseñamos a hacer una taza de té.

2.Cuando el agua esté en ebullición, añade una cucharada de semillas de anís. Para darle un sabor distinto y potenciar los beneficios del té, añádele un poco de orégano. Ten cuidado con echar demasiada cantidad porque podría tener un efecto laxante.

3.Deja hervir la mezcla de agua, semillas de anís y un poco de orégano durante un par de minutos.

4.Pasado ese tiempo, aparta el té del fuego y déjalo reposar durante unos tres minutos para que el agua absorba todas las propiedades del anís.

5.Utiliza un colador para separar el agua de los ingredientes. A estas alturas, ya está listo tu té de anís para aliviar el dolor de garganta. Para endulzar un poco el té y, sobre todo, si no te gusta el sabor del anís, puedes añadirle azúcar o miel a tu gusto. Este producto de las abejas se ha considerado siempre uno de los mejores remedios naturales para las dolencias de garganta.

zary gonzalezTé de anís y sus beneficios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *