Día mundial de los Océanos AWA familia issa tafich

Celebramos el Día Mundial de los Océanos para recordarles el gran papel que los océanos juegan en nuestras vidas. Son los pulmones de nuestro planeta, que generan la mayoría del oxígeno que respiramos. Asimismo, sirve para hacer conciencia sobre las consecuencias que la actividad humana tiene para los océanos y para poner en marcha un movimiento mundial ciudadano a favor de los océanos. Este día quiere movilizar y unir a la población mundial entorno al objetivo de la gestión sostenible de los océanos, que son una fuente importante de alimentos y medicinas y una parte esencial de la biosfera. En definitiva, esta celebración es un buen motivo para celebrar juntos la belleza, la riqueza y el potencial de los océanos.

Utilice menos productos de plástico

Los plásticos que terminan como basura en el mar contribuyen a la destrucción de los hábitats y pueden provocar la muerte a miles de animales marinos cada año. Para limitar su impacto, podemos reutilizar las botellas de agua, guardar los alimentos en recipientes no desechables, utilizar bolsas de tela para transportar nuestras compras. En el fondo se trata de reciclar lo máximo posible.

No comprar productos que se aprovechan de la Vida Marina

Algunos productos contribuyen al daño de los frágiles arrecifes de coral y las poblaciones marinas. Evite comprar artículos tales como joyería de coral, accesorios de pelo hechos con conchas (a partir de las tortugas carey), y productos derivados del tiburón.

Aprende qué es lo que no debes botar al desagüe. Los residuos de los desagües terminan generalmente en el océano. Puedes ayudar desde tu casa si sigues estos simples pasos:

  • No deseches pintura, solventes, limpiadores, pesticidas u otros químicos por el desagüe. Busca un lugar de reciclaje cerca de donde vives.
  • Desecha el aceite de motor apropiadamente. Averigua si tu ciudad tiene un programa de reciclaje, o pregunta si los talleres mecánicos de la zona te pueden ayudar.
  • Nunca botes químicos en la tierra, en el camino o en los desagües en la calle.
  • Utiliza muy poco o ningún pesticida o herbicida. Incluso si no vives cerca al mar, muchos de los desechos de tu jardín terminarán en el desagüe y eventualmente llegarán al mar. Acepta unos cuantos bichos (muchos de ellos ayudan a tu jardín) o utiliza métodos naturales para controlar plagas. Lleva la hierba mala a otro lugar o arráncala con la mano.
  • Utiliza productos que sean amigables para el océano. Pinturas, jabones, esmaltes de uñas y otros químicos pueden dañar la vida en el océano.
  • Trata el mercurio con mucho cuidado. El mercurio se encuentra en artículos como las baterías viejas, termómetros y luces fluorescentes. Llévalos al centro de tratamiento de mercurio más cercano para asegurarte de que serán desechados de forma adecuada y eficiente.

Desecha tu basura con cuidado. La forma en que te deshaces de tu basura del hogar y de la oficina es importante. Algunos artículos pueden crear mucho daño si llegan al océano, como las bolsas plásticas y los sujetadores de botellas y latas. Los animales marinos y las aves pueden quedar atrapadas en estos artículos o ingerirlos como “alimento”. De hacerlo, sufrirán lentamente y tendrán una muerte agonizante.

  • Si debes comprar artículos con sujetadores de botellas, córtalos en pedazos pequeños antes de desecharlos.
  • Recicla todo lo que puedas. Mientras más, mejor. Así no irá a ningún lugar y se mantendrá dentro del virtuoso ciclo de los humanos que utilizan sus propios desechos.
  • Ten cuidado con los globos. Muchos de ellos terminan en el océano y pierden su color. Los animales creen que son medusas u otro aperitivo apetitoso y los tragan. Mueren lentamente, en general por el hambre ya que el globo los restringe de la comida.
  • Reduce la cantidad de basura que sale de tu casa al no traer artículos que luego desecharás. Utiliza bolsas reciclables, deja los envases en la tienda (pídeles que también reduzcan sus desechos en el futuro), compra comidas sin procesar y no las empaquetes, escoge tiendas y artículos que no deban empacarse y simplemente compra menos.

Inspira a tus hijos en el amor a los océanos. Los niños son los mejores embajadores del océano. Ellos aman la playa, aprender sobre el mar, nadar, pasear en bote, entre otras actividades en el mar. Llévalos a la playa tan seguido como puedas y date un tiempo para hablar con ellos acerca del mar, las dunas y los animales que pueden ver. Responde sus preguntas acerca del océano. Explícales por qué es importante cuidar el océano.

  • Lleva una bolsa para la basura cuando vayas a la playa y recoge toda la basura visible, como las líneas de pesca, bolsas plásticas, botellas, entre otros. Obviamente, no metas tu mano dentro de los contenedores o debajo de algo que pueda provocar a un animal. Utiliza tu sentido común y lleva guantes de jardinería si te preocupa tocar cosas con tus manos descubiertas.
Issa TafichDía mundial de los Océanos AWA familia issa tafich